Carmen à porter

2012

Vídeo/3´38”
El cine se refuerza por patrones existentes de fascinación que funcionan al interior del sujeto individual y de las formaciones sociales que lo han modelado. […] el cine refleja, revela e incluso representa abiertamente la interpretación establecida socialmente de la diferencia sexual que controla imágenes, modos de ver eróticos y espectáculo […] La mujer permanece en la cultura patriarcal como un significante del otro masculino, ligado por un orden simbólico en el que el hombre puede experimentar sus fantasías y obsesiones mediante el orden lingü.stico al imponerlas en la imagen silenciosa de la mujer aún atada a su lugar como portadora, no como creadora, de significados.

Laura Mulvey.  El placer visual y el cine narrativo.

En los discursos racistas, la gente oscura (que ya es otro término metafóricamente cargado de connotaciones negativas) se piensa en los mismos términos —irracionales, infantiles, impulsivos, caprichosos, por domesticar…— que las mujeres. Así, mujer y gitana concentra una duplicación de los prejuicios, un recurrente cruce y reforzamiento de las jerarquías del pensamiento patriarcal y sus estrategias de exclusión.

Teun A. Van Dijk.  Dominación étnica y racismo discursivo en España y América.